Hoy pude ver cómo se movía y jugaba. Su corazón late tan rápido que asusta.